Para poder hacer primero, lo realmente importante en nuestras vidas, podemos planificar ésta en función a los roles, pasiones o “grandes rocas” que tenemos establecidos.

En función a estas acciones importantes, planifico mi semana o vida.

Lo ideal:

  • Planifica por escrito. Tranquilo. Durante unos 20 minutos.
  • Ten presente la vida que quieres. Elije en función a ésta.
  • Algunas de las acciones planteadas serán diarias o semanales, pero otras, durarán mientras exista ese rol.

 

 

Ahora, coge tu agenda y planifica, con la tranquilidad de realizar lo verdaderamente importante.

Toma esta reflexión como una rutina o hábito en tu vida.

 

– Sé tu palabra. Así aumentarás tu autoestima (valoración positiva de uno mismo).

– Cumple los acuerdos. Haz lo que dices.

COMPROMÉTETE CON LO QUE TE RODEA:

  • CON TU VIDA
  • CON TU FAMILIA
  • CON TUS AMIGOS
  • CON TU COLEGIO
  • CON TU PUEBLO

¡SERÁS MÁS FELIZ!