Trabajaremos el valor del “compañerismo”, a través de un corto llamado igual. Un visionado que en tan solo un minuto toca el alma y desprende el sentimiento de solidaridad. El objetivo es ir inculcando en el alumnado la idea de ayudar a los demás, de cooperar y colaborar para conseguir entre todos/as resultados mayores. Si actuamos juntos/as podremos solucionar los problemas más fácilmente que actuando por separado; por tanto el compañerismo es necesario para que en una clase todos/as nos sintamos arropados/as y  a gusto. El argumento trata sobre un niño de primaria. Él se encuentra en su clase y justo suena la campana. Es la hora del desayuno. Saca su caja, pero cuando la abre descubre que no hay nada en su interior. Nada, hoy tampoco come nada. Así que sale de clase para despejarse, tranquilizarse y beber un poco de agua.Al volver, se dispone a guardar su cajita pero nota que esta vez es un poco más pesada. La abre y descubre que cada compañero/a ha dejado en su interior una pequeña parte de su almuerzo. La alegría del niño es inmensa al comprobar que entre todos sus compañeros/as han aportado su granito de arena para que él pueda tener el suyo propio.Os animamos a verlo en familia y hablar sobre el mismo.

PREGUNTAS TRAS EL VISIONADO:

1.- ¿Cómo se sentía el niño cuando llegó la hora del desayuno? ¿Por qué?

2.- ¿Qué hizo para cambiar sus sentimientos y relajarse? ¿Actuó bien?

3.- ¿Cómo se sintió cuando regresó a clase? ¿Por qué?

4.- ¿Cómo se sintieron sus compañeros/as cuando ayudaron al niño?

5.- ¿Si lo hubiera ayudado tan sólo un compañero/a hubiera sido lo mismo? ¿Por qué?