Con esta actividad pretendemos modificar la idea de la silla de pensar tan utilizada en Infantil. Por otro lado adaptamos este recurso para los cursos de Etapas posteriores. La mesa de la paz es un instrumento que ayuda a la resolución de conflictos, ya sean internos o externos:

  • Conflictos internos: Un/a niño/a (o adulto/a) se siente frustrado, nervioso, triste, enfadado, pero no necesariamente provocado por otra persona. En ese caso el/la niño/a puede utilizar la mesa de la paz para tomarse el tiempo necesario para identificar cómo se siente y serenarse.
  • Conflictos externos: Dos niños /as(o dos adultos/as, o niño/a-adulto/a) tienen un conflicto entre ellos/as. En ese caso ambos/as van a la mesa de la paz para resolver el conflicto (en caso de niños/as muy pequeños/as puede ser necesaria la intervención de otra persona, pero lo ideal es que el conflicto lo resuelvan los/as implicados/as por sí solos/as).

Algunos  objetos que componen la mesa de la paz :

Un objeto agradable para sostener en las manos

  • Para un conflicto interno: el/la niño/a puede cogerlo para fijar su atención en él y de este modo “centrarse” si estaba nervioso/a.
  • Para un conflicto entre dos: Los/as dos niños/as tienen que hablar por turnos para exponer cómo se han sentido por lo que el otro ha hecho. El objeto es ayuda a establecer el turno de palabra, sólo puede hablar quien lo tiene en la mano.

Un reloj de arena o una “bola de nieve”

  • Para un conflicto interno: tanto el reloj de arena como la bola de nieve ayudan al niño/a a tomarse un tiempo para calmarse y poder analizar cómo se siente.
  • Para un conflicto entre dos: En casos en que el conflicto haya subido de intensidad y ninguno de los/as dos estén en disposición de hablar calmadamente, podemos utilizar el reloj de arena para esperar unos segundos (o minutos) mientras baja la intensidad de las emociones.

Un instrumento musical relajante

  • Para un conflicto interno: Cumple una función similar a la del reloj de arena, ayuda a pausar un momento y calmarse. Por ejemplo utilizaremos , un palo de lluvia.
  • Para un conflicto entre dos: En este caso tenemos que valorar la situación porque si los/as niños/as están muy enfadados/as y no quieren compartir el instrumento se podría incluso agravar el conflicto. En ese caso es mejor colocar el reloj de arena sobre la mesa y que ambos/as niños/as lo observen. Pero sí puede ser una buena idea utilizarlo cuando veamos que ambos/as están dispuestos a utilizar el instrumento juntos/as. Cada situación es diferente.

Algún libro sobre la paz, las emociones…(opcional)

  • Para un conflicto interno: El/la niño/a puede utilizar el libro para identificar cómo se siente, para ver cómo se siente el personaje del libro en una situación similar…Posible libros : El ”Emocionario” o “El Monstruo de Colores”
  • Para un conflicto entre dos: El/la niño/a que tiene la palabra puede utilizar el libro para expresar cómo se siente.

Se pueden incluir otra serie de objetos:

Un collar de cuentas, una plantita, campana, bote de la gratitud, botella de la calma,  cajita con piñas, bellotas, cajita o bote con un olor que nos guste (como lavanda recogida en un paseo por el campo juntos) o un saquito, cuaderno y colores para expresar como nos sentimos ,cuenco tibetano, espejo, foto familiar, de los/as hermanos/as, de los niños/as de la clase juntos, jardín zen, lámina bonita y relajante, pelota antiestrés, poemas sobre la paz, pulseras de cuentas (mucho mejor si las han hecho ellos/as especialmente en equipo), tarjetas de la paz.