1ª parte:

Colocaremos la clase por parejas. Daremos 1 minuto para que realicen concursos de pulsos.

Ganarán aquellos/as 4 que más pulsos consigan vencer.

Una vez finalizada la competición se cuentan los pulsos conseguidos por cada persona.

 

2ª parte:

Seguidamente se realiza otra competición similar, pero diremos a una de las parejas (preferentemente a aquella que tenga al alumno/a menos fuerte) que se dejen ganar primero uno y luego el otro, de manera que entre los dos consigan el mayor número de pulsos ganados.

 

Seguramente, muchos/as de los/as alumnos/as protesten diciendo que “eso es trampa”. A lo que responderemos que “se adecua perfectamente a las reglas del juego”.

 

Reflexionar sobre el “ganar-ganar” y el pensamiento que llevamos tan dentro de que para “ganar, otro debe perder”.