Empatía: Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.


Observa los dos dibujos anteriores. Dependiendo desde dónde se mire la realidad, se percibe una cosa u otra. En la vida ocurre lo mismo. No todo lo que ves, es la misma realidad que perciben otros. Muchas veces, sobre una misma realidad, podemos tener percepciones diferentes. Donde todos tengamos nuestra parte de razón.

Tengamos un pensamiento flexible. Entiende antes de querer ser entendido.

Cuando tengas un problema con otra persona, antes de enfadarte, de pensar mal, de juzgarle…

Plantéate estas cuestiones:

1º ¿Qué sientes y qué puede sentir el otro?

2º ¿Qué piensas y qué puede pensar el otro?

3º ¿Qué haces o hiciste tú  y qué hace o  hizo el otro?

4º ¿Qué puedo hacer o qué podría haber hecho y cómo puedo o podría ayudar al otro?

ACTIVIDAD

Piensa algún problema que hayas tenido con alguien y plantéate las preguntas anteriores.

Cuando ayudas a los demás, te ayudas a ti. Para transformar el mundo, primero debemos transformarnos nosotros.

ACTIVIDAD “Limpieza de espacio” 

Cuando creas que otra persona ha actuado “mal o en tu contra”, exponle con cariño lo siguiente. Quizás sea un error de interpretación. No dejes que pensamientos, quizás infundados, rompan relaciones positivas.

– CUANDO TÚ . . .

– YO HE SENTIDO . . .

– PORQUE PIENSO/ INTERPRETO QUE . . .

¿PUEDES APOYARME A INTERPRETAR ALGO DISTINTO?

 

CUENTO PARA INFANTIL. Por Encarnación Rueda delgado.

Sentados en la asamblea, contamos el cuento titulado “ Nuestro nuevo amigo”

Una mañana en el parque, cuando todos los niños jugaban, apareció un niño, su nombre era Abel.

Todos estaban curiosos por saber de él, algunos intentaban acercarse, otros querían tocarlo, y el pobre Abel asustado se escondía tras su mamá.

Cuando la mamá de Abel le quitó el abriguito, para que estuviera más cómodo, todos se quedaron asombrados porque Abel no era del mismo color que su mamá.

Algunos se apartaron y hablaban entre ellos, no sabían qué decirle, se acercaban y lo miraban, Abel los observaba con curiosidad también a ellos. Pero uno de los niños se adelantó y dijo: Este es un niño, pero es negro… todos se quedaron mirándolo asombrados, miraron también a su mamá, pero ella no era del mismo color que Abel. La mamá les explicó que el pequeño venía desde muy muy lejos, de otro país y no importaba si era de otro color, lo importante era, que era un niño como todos.

Como la mamá sabía que eso podía pasar, se echó en la bolsa de la merienda un bote de pintura de color chocolate y propuso un juego… Les propuso a los peques que se maquillaran las manos y la cara del color de Abel, así ya no habría diferencia entre ningún niño.

Ese juego les entusiasmó y uno a uno, fueron pareciéndose un poco más a Abel. Les encantó y desde ese día, todos los niños aceptaron a Abel como un amigo más de juego, todos se repartían besos y abrazos y todos juntitos eran UN SÓLO COLOR!!!!!!!

 

JUEGO PARA INFANTIL. El espejo emocional. Por Mª. Mercedes Marín Cordero.

Nos ponemos todos en el suelo y jugamos al espejo, el juego consiste en que cada niño hace una postura o gesto y las demás lo imitan, por ejemplo levanta las manos y todos/as levantan las manos, se tumba en el suelo y todos/as se tumban en el suelo….y por último le toca al docente. El docente se pone triste y todos/as se ponen tristes, el docente llora y todos/as lloramos, el docente baila y todos/as bailan, el docente se pone contento y todos/as nos ponemos contentos…..